Los 21 pasos para DEJAR de Apostar
Guía de Recuperación un paso a la vez

English

Français

DEJA de Apostar con la ayuda de especialistas en la recuperación al juego de las apuestas.
www.stop-gambling.com
Daños del Problema de Apostar

Los efectos de la “ludopatía” pueden ser catastróficos – no sólo para los adictos en lo individual, sino también para aquellos alrededor de ellos. Sin embargo, aunque el camino a la recuperación no es uno de los más fáciles, es muy gratificante.

Daños Financieros

Daños Familiares

Daños a la Salud

Daños Laborales

La adicción a las apuestas daña tanto a tu familia como a ti mismo

          Todo lo que necesitas para romper con los ciclos de comportamiento negativo, esta dentro de ti.

– Anónimo

La Asociación Americana de Psiquiatría reconoce a las apuestas compulsivas como un desorden psiquiátrico de control de impulso. Adictos sin tratamiento frecuentemente no pueden resistir realizar ciertas acciones, aun cuando estas acciones son potencialmente dañinas.

La enfermedad es progresiva, empezando usualmente el apostar como una actividad de entretenimiento divertida. Con el tiempo, sin embargo, los apostadores con problemas gradualmente pierden el control sobre sus impulsos y pasan más y más tiempo fomentando sus hábitos, aunque sus pérdidas se incrementen. Eventualmente el apostar consume sus vidas y ellos no pueden vivir sin ellas.

Si tienes algún ser querido con problemas de apuestas, revisa los consejos de Money School sobre cómo reducir los daños del apostar.

Daños Financieros Volver al comienzo

Si bien con el tiempo, la situación financiera de un apostador tendrá sus altibajos, espera a ver el incremento de dificultades financieras.

  • Incremento de deudas
  • “Sobre cargo” de tarjetas de crédito
  • Recibos de servicios vencidos podrían resultar en el corte de estos servicios
  • Prestamos de familiares y amigos
  • Empeño de valores familiares o personales
  • Expedición de cheques sin fondos
  • Embargo y venta forzada de su casa
  • Bancarrota
  • Más del 60 por ciento de los apostadores compulsivos cometen crímenes para financiar sus hábitos. Esto puede incluir evasión de impuestos, falsificación de cheques, robo de tarjetas de crédito, aplicaciones de préstamo fraudulentas, fraudes de seguros, robo, desfalco, utilización de bienes robados, apuestas ilegales, incendios premeditados e incluso robo a mano armada.
Daños Familiares Volver al comienzo

Ya que los adictos pasan más tiempo apostando o pensando cómo apostar, una vida familiar normal es difícil de mantener.

  • Usualmente las familias tienen más discusiones acerca del dinero y se ven asediados por cobradores de recibos.
  • Apostadores con problemas pudieran perderse actividades familiares, incluyendo comidas, cumpleaños y otros eventos importantes.
  • Los llamados “niños de casino” algunas veces son dejados en automóviles afuera de lugares de apuestas, mientras uno de los padres apuesta.
  • Los adictos son más propensos a abusar de sus parejas e hijos – verbal, mental y físicamente.
  • Apostadores compulsivos provocan más seguido violencia reactiva en sus parejas.
  • Los hijos de apostadores adictos, típicamente obtienen bajas calificaciones, ocupan los niveles más altos de abuso de sustancias e intentos de suicidio más frecuentes.
  • La mitad de los hijos de los apostadores adictos, se convertirán ellos mismos en adictos a las apuestas.
  • Adictos con problemas son más propensos a divorciarse o separarse.
Daños a la Salud Volver al comienzo

El apostar también se cobra en la salud emocional, física y espiritual del adicto.

  • La autoestima decrece, tanto como sus pérdidas incrementan.
  • Apostadores con problemas sufren de más estrés, ansiedad, mal humor, déficit de atención, hiperactividad, desordenes obsesivo – compulsivos y depresión clínica incontrolable.
  • Están en creciente riesgo de experimentar crisis emocionales y desmoralización.
  • Algunos problemas físicos incluyen tensión muscular, fatiga, enfermedades estomacales, insomnio, ulceras, colitis, alta presión arterial, enfermedades del corazón, migraña y problemas de la piel.
  • Apostadores compulsivos son más propensos a consumir alcohol, cigarro u otras drogas para lidiar con la ansiedad o la depresión.
  • Cerca del 80 por ciento de los apostadores compulsivos consideran seriamente el suicidio y 15 por ciento lo intenta.
Daños laborales Volver al comienzo

Los apostadores con problemas tienen dificultad para desarrollar bien su trabajo.

  • Apostadores compulsivos se presentan tarde a trabajar por un total de 5 horas al mes en promedio.
  • Un 14 por ciento de los apostadores compulsivos faltan a trabajar por ir a apostar.
  • Son más propensos a salirse del trabajo por enfermedad.
  • Los adictos, usualmente experimentan una disminución de productividad, ya que seguido sueñan despiertos acerca de las apuestas o usan el Internet para apostar.
  • Ellos son más propensos a pedir a sus patrones pagos por adelantado, pedir dinero prestado de sus compañeros de trabajo, robar dinero del trabajo y desfalcar.
  • Cerca del 36 por ciento de los apostadores compulsivos pierden sus empleos debido a sus adicciones.